SEO vs SEM ¿Que son y cual es la diferencia? Consejos para utilizarlos

SEO y SEM, dos términos recurrentes en el mundo del posicionamiento web, pero que pocos conocen a profundidad, y sin embargo claves a la hora de colocar tus contenidos en las primeras posiciones de los buscadores.

Ambos comparten muchas cosas en común; son estrategias de marketing digital y tienen un mismo propósito: hacer que tu sitio sea visible para los motores de búsqueda, como Google.

Pero no puedes entrar al mundo del marketing online sin saber realmente qué son estos dos conceptos tan importantes, en qué se diferencian y cuál es la mejor manera de sacarle provecho.

Este artículo se centra en todo eso, te daremos las herramientas para saber más sobre el SEO y el SEM y apuntar tu contenido a las nubes con el buen manejo de estas técnicas. ¡Empecemos!

¿Qué es SEM?

SEM: Search Engine Marketing (Marketing para Motores de Búsqueda). Se podría definir como el conjunto de técnicas que se utilizan para poner contenido en las primeras posiciones de los buscadores.

Sin embargo, esto también podría definir muy bien al SEO, que ayuda a mejorar la visibilidad de los sitios web desde los motores de búsqueda; pero con una enorme diferencia.

El SEM consiste en crear anuncios para palabras claves específicas, y estos anuncios son pagos, es por eso que hace referencia a todas las acciones de marketing que tienen lugar en un buscador.

Funciona así: cuando un usuario está realizando una búsqueda de un producto o servicio, al ser pago, dicho anuncio es lo primero que verá en Google, así se obtiene toda la atención del potencial cliente.

¿Cómo lo identificas? Muy sencillo. Coloca la frase: “Hoteles baratos” en Google. Verás que las primeras posiciones tienen dos letras que las identifican como anuncios pagados: Ad (Google Ads).

Este tipo de promoción está en todos lados, tiene presencia en plataformas como Google Maps, YouTube, Google Shopping, Gmail y millones de páginas web gracias a la plataforma de Display en Google Ads.

Todo esto se basa en la estrategia SEM, la cual consigue el mismo objetivo que el SEO, dar visibilidad a tu sitio web, pero de una manera diferente, en este caso, pagando por clic y asegurándonos que nuestro anuncio esté en las primeras posiciones.

¿Qué es SEO?

Ahora veamos la otra cara del SEM, el SEO: Search Engine Optimization (Optimización para Motores de Búsqueda). Y lo primero que puedes ver es que, a pesar de ser parte de las técnicas que se usan en el marketing online, la palabra “marketing ha desaparecido”.

Ahora la palabra clave acá es optimización, la cual vendría siendo la implementación de una serie de estrategias para que tu sitio sea rastreado por los bots de los buscadores e indexado para que sea visible ante Google y por ende, el público en general.

A primera vista es una labor más desafiante, y hasta se podría decir que es un trabajo de hormiga, y en realidad lo es, porque al no pagar por anuncios, de alguna manera debes lograr que tu contenido llegue a las primeras posiciones.

Al igual que el SEM, el SEO también usa términos claves que permite posicionar de acuerdo a las consultas que hagan los usuarios, y siempre que tu contenido sea relevante y aporte, la recompensa es que será indexado y visible para todos, incluyendo los bots.

Ya que no es una estrategia que se basa en pagar por anuncios, debemos lograr resultados orgánicos con el SEO, es decir, naturales, y estas técnicas ayudan a atraer la atención de las personas de forma natural.

De aquí que este trabajo de hormiga lo haga, en su mayoría, un experto SEO que sepa implementar estas estrategias. 

El SEO tiene en sí dos grandes divisiones que es necesario conocer.

SEO On-page

La clave para conseguir resultados con el SEO es a través de la optimización sin tener que pagar un coste directo publicitario por cada visita, y para ello el SEO On-page juega el papel más importante.

Porque son las acciones que se realizan dentro de la arquitectura del sitio web y que por tanto, dependen de nuestro control y son manejables.

Es aquí donde tenemos que poner énfasis en la optimización para posicionar la web en los buscadores. Esto conlleva una serie de acciones, que son el pan de cada día de un experto SEO.

  • Estructura del sitio bien definida: Es decir, que los usuarios no se confundan o se sientan desorientados al navegar por nuestro sitio, el resultado será que se quedarán por más tiempo, y es esto lo que queremos. Las métricas te lo confirmará y Google también cuando ponga tu sitio en las primeras posiciones.
  • Metatítulos y metadescripciones: Con esto le dices a Google de qué va tu sitio o contenido con total claridad, teniendo en cuenta siempre el uso de palabras clave que ayuden a posicionar por intención de búsqueda. Evita pasar de los 60 caracteres en el metatítulo y los 140 en la metadescripción.
  • Optimizar los headings: Los encabezados deben estar bien jerarquizados. No puedes colocar una etiqueta H2 antes que el título principal o etiqueta H1. Además, coloca la palabra clave en el H1 y en al menos un subtítulo H2 o H3.
  • El contenido debe estar optimizado: Dependerá de la temática y el nicho, pero un artículo de 1500 palabras, con una Keyword Density de entre 1% y 4%, con imágenes optimizadas y con texto alternativo, con palabras claves en el primer y último párrafo como mínimo, y con comentarios que validen tus servicios, debería ser suficiente para llamar la atención de los buscadores. 
  • URLs con palabra clave: Es mucho mejor colocar /seo-vs-sem/ como url que defina y potencie la palabra clave en el enlace, que tener un link de tipo: /d/15ph309cz0Il-lHBILBA4NibBeuDJTaJjl2viF1ZBk8U/edit#.
  • WPO optimizado: El tiempo de carga debe estar optimizado, la tasa de rebote para un sitio que tarda 5 segundos en abrir es muy alta, así que pon atención a este detalle que puede hacer que los usuarios abandonen el barco en menos de lo que piensas. Reducir el tamaño de las imágenes, optimizar la cantidad de código que hay en la web, entre otras tareas son importantes para un WPO optimizado.

SEO Off-page

En el otro espectro tenemos al SEO Off-page, que vienen siendo todas aquellas acciones que se hacen fuera de nuestra página web, y que por tanto no manejamos de forma directa, aunque sí que podemos direccionar a nuestro favor.

Se podría decir que es un SEO más técnico y persuasivo, porque debemos convencer a terceros de ser nuestros aliados y hacer que nuestra marca sea visible.

Estas estrategias no implica hacer cambios en nuestra propia web o publicar contenidos, pero hay técnicas específicas que nos sirven para aumentar la popularidad del sitio, entre ellas tenemos:

Backlinks (Linkbuilding)

El linkbuilding podría llevarse un artículo entero debido a la tarea de hacer simple lo complejo. Es un trabajo de relaciones públicas donde conseguimos enlaces de terceros para impulsar nuestra marca.

Sin embargo, es una práctica que Google vigila de cerca, cuidando que los backlinks se consigan de forma natural, y aunque no está penalizado el comprar enlaces, lo ideal para Google es que se consigan de forma natural, por referencias.

Cada vez que un sitio nos enlaza es un voto de confianza que depositan en nosotros, pero también es una herramienta de popularidad porque transmite autoridad. 

Por supuesto, lo ideal es conseguir enlaces de sitios de mucha autoridad, bien establecidos en el sector donde se manejan, porque no es lo mismo que nos nombre la página web de Jaimito que conseguir que el New York Times nos enlace.

Para hacer linkbuilding hay que considerar tres métricas fundamentales:

  • Autoridad: Mientras más autoridad tenga un sitio mejor y más autoridad nos transmite a nuestro propio sitio web.
  • Número de dominios: Para Google es muy sospechoso que tus enlaces provengan de un solo sitio, por lo que debes tener la mayor variedad de dominios que puedas obtener.
  • Relevancia de temas: Otra cosa muy sospechosa y sin sentido es conseguir un enlace de una web que hable de masajes cuando tu sitio habla de motores de auto. El tema debe ser relevante y con puntos similares.

Construcción de marca

Construir nuestra marca es parte del SEO Off-page, y para ello podemos disponer de diversas herramientas y técnicas.

  • La importancia de usar Google Trends: ¿Cómo sabes cuánto ha evolucionado el interés por tu marca? La mejor manera de hacerlo es estudiando las tendencias de Google y trabajar en base a estos indicadores. 
  • Google MyBusiness para el SEO local: Muchas personas e incluso expertos desestiman la importancia del SEO local, pero cada vez más los usuarios utilizan Google para realizar búsquedas con el fin de obtener información local, así que no lo debes obviar.
  • Las redes sociales: La mayoría de usuarios utilizan las redes sociales para interactuar con las marcas que usan y buscar respuestas a las dudas que se plantean sobre la marca, por lo que las redes sociales son una forma efectiva para dar a conocer nuestra marca e interactuar con el público objetivo.
  • No olvides los foros: aunque muchos no los tengan en gracia, los foros son comunidades activas que se reúnen para tratar diferentes temas, y jamás debes subestimar el poder de un foro para enaltecer o destruir la reputación de una marca.
  • Reseñas: Son cada vez más importantes, hasta el punto de que muchas personas se basan exclusivamente en las reseñas para decidir comprar o adquirir un servicio. Así que plantea bien la reseña de tu marca y contenido para que Google la use como referencia para tu público objetivo.

¿Cómo se pueden diferenciar los resultados de búsqueda SEO y SEM?

Como ya habíamos mencionado, la mejor manera de diferenciarlo es por medio de la etiqueta “anuncio”, enlaces patrocinados o similares que encontramos en la zona superior, aunque muchas veces también aparece en la parte lateral y en la parte inferior de la página. Mucho depende del buscador que estemos usando.

Los resultados de búsqueda SEO no tienen etiquetas que nos indiquen el tipo de resultado, y este es el mejor indicativo que pertenecen a la búsqueda SEO. Estos resultados aparecen luego de de los primeros enlaces patrocinados, como se ve acá: 

¿Cuáles son las principales diferencias entre SEO y SEM?

Tanto el SEO como el SEM persiguen el mismo objetivo, pero vale la pena conocer bien sus diferencias:

1️⃣El presupuesto: El SEO no es gratis, conseguir resultados orgánicos requiere tiempo, esfuerzo y un presupuesto firme, pero no tenemos que asumir un coste directo por cada visita como en el SEM. Aunque posicionarnos por medio del SEO requiere un coste inicial, con el SEM ese mismo coste es algo constante, recuerda que hay que pagar por cada clic que se realice en nuestro anuncio. 

2️⃣El lugar: El SEM siempre tendrá un lugar privilegiado, los anuncios de Google Ads se sitúan encima o debajo de los resultados de búsqueda de Google, mientras que el SEO depende de los resultados que se consigan de forma orgánica, por lo general en la parte central, pero siempre supeditados a los anuncios de resultados SEM, que también pueden aparecer al lado, encima o debajo de los resultados de búsqueda de Google Play, la pestaña Shopping y Google Maps.

3️⃣El contenido: El SEM trabaja con un límite de caracteres y landing pages de gran impacto con mínimos elementos. Mientras que el contenido SEO debe ser de calidad en todo sentido y en formatos mucho más largos.

4️⃣Temporalidad: El SEM busca resultados inmediatos, o al menos de corto-medio plazo, mientras que el SEO es más a medio-largo plazo. 

SEO vs SEM, Métricas a tener en cuenta

El Big data en SEO es muy importante para establecer la estrategia que se debe seguir para poder posicionar, pero el SEM también tiene métricas que debemos tener en cuenta:

 

MÉTRICAS SEO SEM
✅NÚMERO DE PALABRAS CLAVE Se maneja un número limitado de palabras clave Se trabaja con un número ilimitado de palabras clave
✅COSTE Se paga por el trabajo de optimización (profesional en nómina, externo o agencia SEO) y por mantenimiento Se paga por las visitas (a Google, Bing, entre otros) y por la gestión de campaña (profesional en nómina, externo o agencia SEM)
✅TIEMPO / VISIBILIDAD Resultados a medio/largo plazo Resultados a corto/medio plazo
✅FLEXIBILIDAD EN CAMBIOS DE LA ESTRATEGIA Es poco flexible  a los cambios Es muy flexible a los cambios
✅CTR CTR (tasa de clic) por debajo de la 5ª posición es inferior al 5%. La primera posición suele generar tasas de clic cercanas al 30% CTRs muy altos en los 4 primeros resultados con cifras superiores al 10%. Hasta un 30% al estar en la primera posición
✅CONTENIDO Se busca ser original, tener contenido de calidad y ser relevante En su mayoría busca relevancia y más persuasión por medio de un enfoque comercial de cercanía con el público
✅VISIBILIDAD No existen garantías de aparecer en los primeros resultados Desde el momento que se inicia la campaña es posible aparece en los primeros resultados
✅CAMBIOS EN LOS RANKINGS Poca fluctuación con respecto a la posición que se ocupa en el ranking de resultados Fluctuación de posición constante
✅MEDICIÓN Es cada vez más complicado de medir Fácil de medir o monitorizar

 

SEO vs SEM, ¿cuál deberías escoger? Ninguno se sobrepone al otro, ambos funcionan como complemento perfecto para poner tu sitio en los primeros puestos y ser visible, aunque si no cuentas con recursos suficientes siempre puedes trabajar el SEO para lograr buenos resultados.

Eddie Vélez Benjumea
Compartir

Artículos más destacados

Datos estructurados de Google: redactar una sección FAQ Schema en 30 minutos
Una sección de FAQS o preguntas frecuentes, es una automatización que se realiza en un sitio web para ahorrarle tiempo…
Ver más
Técnicas de análisis de datos 📈: ¿cómo pueden beneficiar al SEO?
Natzir Turrado, ponente del SEOnderground 2020 afirmó una frase muy contundente que se aplica directamente en el mundo SEO: “en…
Ver más
SEO para WordPress: 10 consejos para mejorar el tráfico de tu sitio web
El SEO para WordPress es lo que C-3PO para Star Wars; un androide de protocolo avanzado, con mucha fluidez en…
Ver más