¿Qué es el SEO? ¿Cómo funciona y cuáles son las herramientas más usadas?

¿Qué es el SEO? Es una pregunta potente cuya respuesta podría abarcar todo un ebook, y sin embargo, de forma modesta pero clara, intentaremos abordar en este artículo.

Si has estado en contacto con el mundo del posicionamiento web, sabrás que conocer el SEO implica muchas cosas, como por ejemplo cómo funciona Google, sin embargo sería arriesgado pretender ser una guía de todos los aspectos y detalles sobre la optimización para motores de búsqueda.

Al contrario, este artículo pretende ser un preámbulo para conocer un mundo mucho más amplio, lleno de palabras clave y códigos que se reescriben una y otra vez para establecer nuevas reglas, que se rompen. ¡Bienvenido al mundo del SEO!

¿Qué es el SEO?  

Supongamos que no sabes absolutamente nada de Google y de cómo funciona el posicionamiento web, pero sabes que las empresas que tienen una página web les va mejor que aquellas que no.

Así que felicitaciones, ya tienes tu página web, ¿y ahora qué? ¿Ya está en internet? De hecho así es. Adelante, compruébalo tú mismo colocando: “site:” sin el http. Pero está en la página número 147 de Google, en un sótano donde nadie puede ver lo que ofreces.

Entonces el próximo paso es hacer que seas visible para las personas, y la única forma de hacerlo es a través del SEO.

Entonces, ¿qué es el SEO? Es la práctica por medio de la cual se busca persuadir a los motores de búsqueda como Google, Bing y Yahoo, entre muchos otros, para que tu contenido sea la principal recomendación a los usuarios para dar con la mejor solución a sus problemas. 

Para ello se deben tener en cuenta tres principios básicos:

1. Asegúrate de que estos motores de búsqueda entiendan quién eres y qué ofreces

¿Eres un experto en algún área? ¿Tienes una solución práctica para un problema que se plantean los usuarios? ¿Exactamente qué ofreces al público? 

Eres un experto en alfombras, tienes más de 15 años de experiencia, y quieres ofrecer tus productos y servicios, pero para que Google esté enterado de esto debes facilitarle el trabajo para conocerte.

Y la mejor manera de hacerlo es aplicando técnicas que le dirán al buscador que, de hecho, tu página web se dedica a ofrecer al público alfombras de buena calidad, e información relevante que les ayudará a resolver sus dudas. 

No debe quedar ninguna duda que esta es tu área, y que eres todo un experto en el tema, pero de esto ya hablaremos más adelante.

2. Convéncelos de que eres la opción más fiable para sus usuarios

Google es como una madre que busca cuidar a sus usuarios para hacer sus vidas más fáciles, y no tolera sitios que son poco claros o que no ofrecen una solución real. De hecho penaliza aquellos sitios que pretenden engañarlo para poder posicionar en los primeros puestos.

Además es una especie de Skynet (sin la parte homicida que busca matar a los humanos) primitiva que de a poco se vuelve más refinada, más intuitiva, lo que significa que debes esmerarte en demostrarle que eres de fiar y que no eres un vende humo que solo pretende llegar a los primeros lugares.

3. Haz que tu contenido se pueda distribuir

Eres un experto en tu área con mucho que ofrecer, vendes tus productos y tu página web es tu carta de presentación, pero ahora debes distribuir tu contenido, hacer llegar la buena nueva a todos los rincones.

Para ello debes valerte de todo los medios posibles: redes sociales, blog, videos, y un gran etcétera.

¿Cómo funciona el SEO?

Las siglas SEO hacen referencia a Search Engine Optimization (optimización para motores de búsqueda), y como su nombre lo indica consiste en crear y optimizar contenido para que sea lo más atractivo posible tanto para Google, como para tus potenciales clientes.

Y entender esto es clave porque el objetivo primario es llamar la atención de las personas, porque para ellos creas el contenido y ofreces tus servicios.

Con esto también haces que los motores de búsqueda te tomen en cuenta en base a la relevancia que has adquirido para los usuarios, lo que termina creando las dos palabras más dulces del SEO: tráfico orgánico.

¿Y qué es lo mejor del tráfico orgánico? Que es gratuito, porque cuando Google muestra tu contenido a sus usuarios en la parte orgánica de la SERP (página de resultados del buscador), no pagas por esa posición. 

Mientras más tráfico tenga tu sitio, vale decir, cuantas más personas visiten tu sitio, más posibilidades tienes de aparecer de primero en la página de resultados cuando algún consumidor esté buscando algo relacionado con lo que tú vendes.

¿Cuáles son los tipos de SEO que se pueden aplicar a nuestro sitio web?

Primero que nada, hay que diferenciar el SEM Search Engine Marketing (en español: marketing en los buscadores) y SEO. Si bien el SEO es el hijo del SEM, sus métodos difieren.

Se entiende por SEM lo que se hace en Google para promocionar tus productos y servicios, la cual se divide entre PPC (publicidad) y SEO (posicionamiento orgánico).

En otras palabras, cuando un usuario hace clic en un resultado de pago y visita el sitio, el anunciante paga al motor de búsqueda por esa visita.

Hay que entender que el SEO se ha vuelto tan importante para la visualización de los sitios que es imposible pensar en el buen posicionamiento de una web sin la aplicación de estas técnicas. 

Un buen ejemplo de ello es el SEO para medios de comunicación, que, un poco a regañadientes, tuvieron que adaptarse a esta nueva manera de comunicación.

Conozcamos entonces los tipos de SEO:

SEO On Page

Son las técnicas que se usan dentro de la página web para posicionar, en otras palabras, es todo aquello que puedes controlar: arquitectura web, el contenido, la velocidad de carga, el Sitemap.xml, el enlazado interno, entre otros.

Gracias a que son técnicas bajo tu completo control, son susceptibles a cambios para su optimización, por lo que de aquí sale la mayor parte del trabajo de un especialista SEO.

SEO Off Page

Sin embargo, el especialista SEO también puede manejar ciertas técnicas que, aunque no son controlables, puede ayudar a direccionar para conseguir sus propósitos. 

Y aquí entra en juego el SEO Off Page, que no es más que un trabajo de relaciones públicas para conseguir referencias estableciendo relaciones con medios de tu interés en el sector digital. 

Entran en juego entonces prácticas claves del SEO, como lo es el Linkbuilding, donde se construyen relaciones sólidas con otras webs a través de enlaces que pueden transferirte autoridad con solo nombrarte en sus contenidos por medio de dichos enlaces.

Estos links pueden ser del tipo No Follow, Follow, Sponsored o UGC, teniendo siempre en cuenta la naturalidad del enlazado, el peligro de Spam, los Anchor Texts, la relación temática con tu sitio, entre otros.

SEO de Contenidos

No importa si hablamos de un blog, de un canal de Youtube, redes sociales… todo debe estar optimizado en base al SEO, pero de lo que hablamos al decir SEO de contenido es el conjunto de acciones que se centran en la optimización específica del contenido de la web.

Y para ello el especialista se apoya en las protagonistas del SEO de contenido: las palabras claves, las cuales se usan cuando se establece la estrategia basada en entender la intencionalidad del usuario.

Una vez se entiende qué busca el usuario y qué términos utiliza, se puede resolver su dilema con buen resultado, apelando a keywords que optimicen el contenido, haciendo un enfoque especial en los Headings (h1, h2, h3…).

SEO Local

Parece increíble pensar que hubo un tiempo en el que el SEO local no se le daba tanta importancia, pero con herramientas poderosas, como Google My Business, este tipo de estrategia es clave cuando un sitio busca posicionarse en una determinada ubicación.

Importa poco si hablamos de un negocio físico o un proveedor de servicios, el SEO local no se puede dejar pasar por alto.

SEO Técnico

Este es el verdadero trabajo de hormiga de un especialista SEO, porque son las prácticas menos visibles pero igual de relevantes que te llevan a pasar del sótano de Google a las primeras posiciones.

Se basa, sobre todo, en optimizar  y facilitar la indexación de contenidos, el rastreo por parte de los Bots de los buscadores, la inclusión y optimización de Datos Estructurados, así como cómo trabajar las redirecciones, las canónicals, entre otro tipo de acciones claves.

SEO Internacional

Seguramente te has encontrado con sitios que tienen más de un idioma y que puedes configurar para ver su contenido en tu lengua, para estos sitios el SEO internacional es la magia que hay detrás del espectáculo.

Este tipo de sitio ofrece sus servicios a distintos segmentos territoriales o países, lo que conlleva a más investigación de mercado y un arduo trabajo para poder comprender las distintas intencionalidades del usuario ante una determinada búsqueda.

SEO para Nichos de Mercado

¿Alguna vez escuchaste el término “Nichero”? Pues este tipo de SEO se basa en estrategias que buscan optimizar una web de un nicho de mercado bastante específico y muy reducido.

Estos “Nicheros” tratan de monetizar las visitas de una web nicho a través de Google Adsense o similar.

SEO de Afiliación

Es un tipo de SEO muy parecido al anterior, pero la monetización se busca a través de enlaces a productos de Amazon, Aliexpress o similares.

Luego, cuando un usuario realice una compra referida desde tu web, tú te llevas un porcentaje de beneficio.

¿Cuáles son las estrategias SEO que se pueden emplear en un sitio?

Como una buena comida que depende de la receta y el chef que las prepara, las estrategias SEO dependen del grado de especialización del profesional que las implementa, pero en general, las técnicas que se pueden usar en un sitio son:

  • Identificar las keywords del sector: Porque son la autopista que puede llevarnos por el camino correcto. Existen muchas herramientas para hacer investigación de palabras clave, tanto gratuitas como pagas, siempre tomando en cuenta las métricas SEO más relevantes: volumen de búsqueda que tiene y el grado de dificultad para posicionar con esa keyword.
  • Cuidar la velocidad de carga de la web: Porque nadie espera por una web que tarda una eternidad en abrir, y hablamos de 3 a 5 segundos. Esto es importante para posicionarnos de mejor manera que la competencia. También es clave para que los bots de Google puedan rastrear tu web con más facilidad y disminuir la tasa de rebote.
  • Definir el diseño responsive de la web: Porque la mayoría de las personas hacen consultas por medio de sus smartphones, lo que significa que Google toma muy en cuenta qué tan responsive es tu sitio web para teléfonos móviles.
  • Encontrar las keywords long tail del sector: Porque no es lo mismo hacer una búsqueda por un solo término: “zapatos”, que usar más de 3 o 4: “buscar zapatos baratos en Medellín”. Mientras más específica la keyword menor competencia y es más fácil posicionar aunque no tengan mucho volumen de búsquedas.
  • Mejorar el posicionamiento local: Ya resaltamos la importancia del SEO Local, y es que Google entiende que las búsquedas realizadas desde los dispositivos móviles están ejerciendo una búsqueda local, así que la ficha de Google My Business es fundamental para aumentar la visibilidad de los negocios locales y superar a tu competencia. 

Herramientas SEO

Como es de esperarse, existen una gran cantidad de herramientas SEO, gratis y pagas, que puedes utilizar, te nombramos las mejores y más utilizadas.

Herramientas SEO gratis propiedad de Google:

  • Planificador de palabras clave de Google Ads
  • Google Search Console
  • Google Analytics
  • Google Trends
  • Google My Business
  • Pagespeed Insights de Google
  • Answer the Public

Herramientas SEO pagas:

  • MOZbar
  • Übersuggest
  • Woo Rank
  • GT Metrix
  • Screaming Frog
  • Semrush
  • Keyword Finder 

La mayoría de las herramientas pagas también tienen una versión gratuita, aunque con una funcionalidad más limitada, pero que igual sirve para que empieces a aplicar técnicas SEO.

WPO como factor de posicionamiento

Optimización del Rendimiento Web o Velocidad de Carga Web, que es una traducción exacta del significado de las siglas en inglés: Web Performance Optimization (WPO) puede hacer la diferencia entre una buena posición o quedar relegado en Google.

Su importancia, como ya mencionamos, es que los bots encuentran tu sitio fácilmente y reduces la cantidad de rebotes, por lo que al crear un sitio web siempre es importante realizar una auditoría WPO por parte de un consultor experto.

Hay muchas formas de reducir el WPO de un sitio web: Reducir el peso de las imágenes y fotos de la web, optimizar con minificación y combinación los archivos web (HTML, CSS, Javascript), instalar un sistema de caché, cache para SSL, excluir algunos archivos innecesarios en la carga, eliminar la versión de los querystring de los archivos estáticos, entre otras prácticas.

Pero los factores a los que debes prestar atención son:

  • Hosting. Contrata un hosting de calidad que esté optimizado. Si puedes contratar un servidor dedicado o virtual, mucho mejor.
  • Plantilla CMS que hayas elegido. Hay temas más optimizados que otros.
  • Imágenes. Siempre hay que optimizar tanto en dimensiones como en peso.
  • Plugins. Instalar plugins de WPO mejora una gran cantidad de factores.
  • Diseño. Cuidado con la cantidad de elementos que incluyas y la simplicidad a la hora de diseñar.

Ahora que sabes qué es el SEO ya estás listo para poner en marcha tus conocimientos; la práctica hace al maestro y en materia de posicionamiento web nada está escrito realmente, se transforma y muta para ofrecerle al usuario el mejor contenido posible.

Compartir

Artículos más destacados

Datos estructurados de Google: redactar una sección FAQ Schema en 30 minutos
Una sección de FAQS o preguntas frecuentes, es una automatización que se realiza en un sitio web para ahorrarle tiempo…
Ver más
Técnicas de análisis de datos 📈: ¿cómo pueden beneficiar al SEO?
Natzir Turrado, ponente del SEOnderground 2020 afirmó una frase muy contundente que se aplica directamente en el mundo SEO: “en…
Ver más
SEO para WordPress: 10 consejos para mejorar el tráfico de tu sitio web
El SEO para WordPress es lo que C-3PO para Star Wars; un androide de protocolo avanzado, con mucha fluidez en…
Ver más