Cómo crear y lanzar una estrategia de contenidos exitosa para impactar el SEO de tu web

¿Quieres implementar una estrategia de contenidos pero no tienes ni idea de cómo hacerlo? 

Si estás acá leyendo esto entonces eres consciente de la importancia de crear un buen plan de contenido para lograr resultados poderosos en los buscadores.

Es un proceso complejo pero de gran relevancia si sabes cumplir con las tareas y tácticas. Te explicamos de qué va y cómo sacarle provecho a estas prácticas que son claves en el mundo del marketing en buscadores.

Qué es una estrategia de contenidos

Una estrategia de contenidos no es más que un plan bien elaborado que implica una serie de tácticas con el fin de distribuir contenido y conseguir resultados positivos y medir dichos resultados.

Es en este proceso del marketing donde se planifica, gestiona, desarrolla y se distribuye el contenido que ha sido meticulosamente diseñado para causar impacto.

Dentro del mundo materialista del marketing, la estrategia de contenido tiene un lugar especial ya que se aplican técnicas SEO (optimización en mecanismos de búsqueda), el cual enfoca sus tácticas en las personas, y no en el negocio en sí.

En otras palabras, aunque de fondo exista un motivo comercial, se busca atraer la atención de las personas como objetivo primario, dejando el foco en el negocio en segundo plano.

La razón para todo esto es muy simple; lo que se quiere es mostrar un enfoque educativo, donde las personas aprenden a solucionar sus problemas a través de tips, consejos, sugerencias y cualquier estrategia que ayude al usuario a resolver sus necesidades.

Porque tu negocio necesita una estrategia de contenidos

Antes que nada, pongamos algo en claro, una estrategia de contenido conlleva muchas aristas que direccionan a resultados a largo plazo, esto es así porque dichos resultados son naturales, es decir, son el producto de acciones voluntarias de los usuarios y no de una estrategia pagada.

Teniendo esto en cuenta, también hay que decir que es mucho más efectivo este método, y se puede resumir en un refrán simple pero que da en el punto: “no hay mejor publicidad que la que no se hace”. 

Pero para lograr resultados sustentables y orgánicos la estrategia debe darse por etapas puntuales, las cuales podemos resumir así: 

  • planificación;
  • definición de la Buyer Persona;
  • creación y optimización de contenidos;
  • distribución de contenidos;
  • análisis y métricas de resultados.

Explicaremos estas etapas en más detalle, antes es importante puntualizar la estrategia de contenido para tu empresa con 5 beneficios que pueden marcar la diferencia entre estar en las primeras posiciones o en el sótano de Google.

Demostrar experiencia

¿Qué buscas en una empresa que ofrezca un producto o servicio que necesitas? Pongámoslo de esta manera: si necesitaras contratar los servicios de un intermediario financiero, ¿preferirías la empresa nueva que nadie conoce, o esa que tiene 20 años en el sector, de gran capitalización y probada experiencia?

Solo necesitas dos cosas para posicionarte en los primeros puestos de los buscadores sin importar cuál sea tu competencia: 

  1. Crear una buena estrategia SEO.
  2. Redactar contenido de calidad. 
  3. Que el contenido sea redactado por expertos en el área
  4. Tener un consultor o una agencia de posicionamiento SEO para ayudarte en todo lo relacionado con enlazado interno, datos estructurados, auditoría y todas las áreas que no puedas controlar inicialmente.

El segundo punto es crucial, porque es la pericia con la que escribes tu contenido lo que le dirá al público que de hecho eres un experto en el sector y que sabes muy bien de lo que estás hablando. 

Esto hará que haya una respuesta positiva de parte de los usuarios que notaron tu opinión experta, y por tanto quieren saber más.

 Genera confianza

Relacionado directamente con el primer beneficio, una vez que hayas establecido que eres de hecho un experto en el tema, generarás confianza.

Esto se explica rápidamente con el ejemplo del intermediario financiero, de seguro estarás más dispuesto en poner tu capital en esa empresa experta y profesional y no en la compañía desconocida y pequeña.

Tu objetivo es crear confianza en tu marca, y esto sólo podrá definirse de acuerdo a tu estrategia de contenido, es aquí donde se abordan los problemas y posibles soluciones.

Aumenta los clientes potenciales

Como consecuencia de las dos actividades anteriores, aumentar tus clientes potenciales es obviamente tu objetivo primario.

Mientras más confianza en tu marca, más usuarios familiarizados con tu producto o servicio estarán dispuestos a convertirse en clientes reales e incluso fieles.

Aumenta los visitantes

Obviamente nada de esto es posible sin antes contar con contenido de calidad y recurrente, porque será este el motivo para hacer que tus visitantes vuelvan e incluso aumente el número de personas que visitan tu página.

Esto a su vez, con mucho trabajo duro, hará que puedas crear uno de los fenómenos naturales más impresionantes de la naturaleza; una comunidad en redes sociales.

¿Acaso las burbujas de metano congeladas en el lago Baikal, en Siberia, te darán nuevos defensores? Así es, las burbujas de metano son un fenómeno impresionante, pero contar con una comunidad te convierte en un activo valioso.

Establece la autoridad de marca

Autoridad de marca, si no lo has escuchado antes déjame decirte que es tan autoritario como suena, y la mayor prueba de que lo conseguiste es que superaste a tu competencia con respecto a lo que ofreces.

La autoridad de marca es esa medalla de honor que sólo puedes conseguir luego de trabajo arduo y constante, a través de una estrategia de contenido a prueba de errores 404 (página caída), por así decirlo.

Cuando a tu página la defina tu autoridad, será porque tus usuarios saben que contigo encontrarán la respuesta que buscan, donde tendrán la mejor solución a sus problemas.

Tipos de marketing de contenidos

Como te habrás imaginado, en el vasto mundo del marketing de contenidos hay muchos tipos de estrategias que se pueden usar, debes escoger aquello que te funcione, pero antes debes conocer las más importantes.

Publicaciones en tu blog

Hace un par de años se decía que el blog desaparecería frente a lo multimedia del tipo Instagram. Bueno el blog terminó siendo una herramienta para expresarnos, al igual que las novelas literarias, y aunque ambas parecen estar en decadencia desde un punto de vista monetario, están muy lejos de desaparecer.

El blogging funciona, punto. ¿Por qué? Porque es un hecho probado y comprobado que además usa la escritura como herramienta de marketing de contenidos, algo muy poderoso si sabes cómo usarlo a tu favor.

Básicamente eres tú escribiendo como lo que se supone eres; un experto en la materia con cosas muy interesantes que decir.

El blog es una especie de diario, así que el truco acá es escribir con frecuencia sobre uno o varios temas en específico, y que le importan a tu audiencia, y ojo que no decimos lectores porque un blog tiene muchos recursos.

Es decir, en aras del posicionamiento SEO y de dar una lectura agradable para los usuarios, es importante usar imágenes y videos, así como otras herramientas que le facilite al usuario digerir la información.

eBooks

Ahora vamos más allá y nos metemos en el territorio de los libros descargables, el cual, como todo libro, puede darle un valor único a tu marca, después de todo un eBook pondrá a prueba tus capacidades y habilidades.

Ya que supone un poco más de esfuerzo, también supone una recompensa mucho mayor, y no solo porque puedes vender el libro electrónico, ya que se supone que si lo pones a la venta es porque es la solución al problema que se plantea el cliente.

También puedes aprovechar el eBook para tener la información de contacto de los usuarios e introducirlos en un embudo de captación.

Casos de Estudio

Los casos de estudio son una buena oportunidad para mostrar los logros de tu marca desde un punto de vista interesante y con estadísticas que lo respalden.

Por ejemplo, comienzas planteando un proyecto que pretende resolver un problema. Acto seguido, se detalla el desenlace de lo que ocurrió después y cómo se llegó a la solución para mejorar dicha situación.

Lo importante acá es mostrar con estadísticas las afirmaciones que se hicieron sobre los resultados de un proyecto, lo que buscas con esto es credibilidad, lo que a su vez te pone en una posición ventajosa, donde eres capaz de resolver los problemas de tu público.

Plantillas o Templates

Las plantillas son increíbles para generar clientes potenciales, con esta herramienta les ahorras tiempo y tener éxito, logrando conectar con tu contenido a medio y largo plazo.

Las plantillas añaden valor a tu audiencia así que no la desaproveches porque son un excelente recurso para crear contenido sin mucho esfuerzo.

Infografías

Estoy de acuerdo en que una buena infografía jamás debe faltar en una página web; es un recurso valioso teniendo en cuenta que la información puede  organizarse y visualizarse de forma más convincente que con palabras.

La base de las infografías es lograr explicar de forma simple aquello que puede ser complejo o complicado.

Vídeos

Este es otro recurso que no puede faltar en tu sitio, después de todo una imagen vale más que mil palabras. Eso sí, necesitan más tiempo y esfuerzo de elaboración, y también debes tener en cuenta el análisis de competencia SEO al momento de crear el contenido.

Pero los vídeos tienen casi 40 veces más probabilidades de ser compartidos en las redes sociales que otras formas de contenido, así que no hay más que decir.

Podcasts

¿Tienes espíritu de entrevistador o tienes la suerte de contar con personas interesantes para crear debates aún más interesantes? Entonces aprovecha las bondades de crear un buen podcast.

En su mayoría, esto va dirigido a los usuarios que no tienen mucho tiempo para leer o ver videos, es una forma creativa y práctica de llegarle a tu audiencia.

Redes sociales

¿Tienes una página muy bonita pero sin redes sociales? Entonces tu sitio no existe, es así de simple.

¿Conoces a alguien de menos de cuarenta años que no tenga redes sociales? Exacto. Publicar en redes sociales es fundamental para ampliar el alcance de la marca y brindar contenido de calidad.

¿Cómo crear una estrategia de contenidos?

¿Qué te parece si vamos ahora a lo más interesante? Toma nota porque te diremos cómo crear una estrategia de contenido que te lleve a las primeras posiciones.

Establece tus objetivos

De hecho, este paso es el primero en cualquier estrategia SEO. Empezar a crear un plan sin tener claro tus objetivos es como poner un letrero que dice: “Se venden bicicletas”, pero olvidarte de tener bicicletas para vender.

Debes tener en cuenta dos cosas: Misión y Visión.

Misión: ¿Qué quieres lograr con tu esfuerzo? Son un poco más generales porque describen el proceso entre el empezar de cero y el punto al que quieres llegar.

Objetivos: Son más específicos, son las tareas individuales que te llevan a un resultado concreto y son medibles y alcanzables.

Establece tus KPI

Los KPIs (Key Performance Indicators) o indicadores clave son medidores de desempeño de tu estrategia. Identificarlos te permite conocer mejor la eficacia de tu estrategia de contenidos.

Te recomendamos incluir detalles como el tráfico del sitio web, los nuevos clientes potenciales, el costo por adquisición, entre otros factores.

Define tu buyer persona

Aunque no lo creas, no tener bien definido tu público objetivo es un detalle que puede dar por traste todo el esfuerzo en crear una estrategia de contenido.

Es crucial investigar quiénes son tus potenciales clientes y enfocarte en ellos. Cómo es tu audiencia actual, cuáles son sus motivaciones, deseos, objetivos, reúne todos los datos necesarios para saber todo sobre tu buyer persona.

Realiza una auditoría de contenidos

¿Tienes contenido que hayas creado en el pasado? Alto, no lo deseches. El SEO se trata de utilizar los recursos disponibles lo mejor que se pueda, siempre siendo prácticos, por lo que no debes hacer caso a tu primer instinto de eliminar lo viejo para crear contenido nuevo.

Es hora de evaluar lo que necesita ser cambiado o modificado en ese viejo contenido, porque tal vez lo que necesite es pulir aquí y allá algunos detalles para que ese artículo o post se posicione en los primeros puestos.

Actualiza tu contenido y reutiliza lo que te sirva para crear contenido nuevo de calidad. Identifica cualquier vacío que represente oportunidades para nuevos contenidos.

Identifica los mejores canales y tipos de contenido

Supongamos que tienes un montón de seguidores en Instagram, lo más inteligente es aprovechar esta ventaja para crear contenido teniendo en cuenta tu buyer persona.

Pero no solo eso, los canales que identifiques dictarán los tipos de contenido que produzcas, por lo que no debes apresurarte en tomar una decisión, reflexiona y haz tu jugada maestra. 

Desarrolla un calendario de contenidos

¿Y qué es un calendario de contenidos? No es más que un tipo de sistema de administración que te permite organizar y categorizar los temas y características que tendrá cada contenido.

Recuerda, el sentido práctico es el verdadero protagonista, por lo que este sistema logra facilitar el trabajo al equipo involucrado, con esquemas claros y concisos acerca de cómo deberían ser los parámetros de cada tema, qué elementos se usarán, como palabras claves y formato.

Crea tu contenido

Con los parámetros bien definidos gracias a tu calendario de contenidos, es hora de pasar a la acción. Investiga sobre tu tema y luego crea el mejor post, podcast, video, gráfico o sea cual sea el tipo de contenido que quieras lanzar.

Divulgación del contenido

No esperes que tu contenido sea perfecto, no es buena idea dedicar más tiempo del necesario en ellos, debes darlo a conocer para que las personas puedan consumirlos de acuerdo al canal que requieras para distribuirlos. 

El uso del canal de divulgación dependerá de muchos factores, pero puedes usar alguno para potenciar el mensaje de otro; como promocionar un contenido por las redes sociales.

Entre los canales más importantes están:

Email Marketing: donde puedes establecer una línea de comunicación directa con el usuario y fomentar una interacción personalizada y cercana.

Redes sociales: es fundamental para toda estrategia de Marketing de Contenidos y Marketing Digital en general.

Backlinks: Insertar enlaces externos o internos dentro de un determinado contenido contribuye con su autoridad y aporta valor al usuario.

Mide los resultados de tu estrategia

Aprender cómo medir una estrategia de SEO es algo clave en cualquier estrategia, de esta forma puedes analizar los resultados de tu contenido de acuerdo a los KPI que ya explicamos. 

En realidad no es un proceso complicado; debes tener en cuenta algunos indicadores que serán la clave del éxito, como el ROI,  la métrica que permite calcular las proyecciones de retorno de las inversiones hechas en la producción de contenidos para captar clientes.

¿Cuánto tráfico está generando tu sitio? Tanto de manera orgánica como anuncios pagos, los referral, las visualizaciones de mensajes directo, la tasa de apertura de los emails; entre otros.

Para medir todo esto hay una herramienta gratuita que te será de mucha ayuda y que necesitas conocer ya: Google Analytics.

Con esta poderosa herramienta de análisis puedes orientar tus acciones en la estrategia de contenidos de acuerdo a lo que muestren tus métricas.

También debes añadir a tu estrategia el engagement, la cual te permite verificar las interacciones, los comentarios y las reacciones de los usuarios.

Las redes sociales son plataformas que sirven para este propósito, pero también puedes complementarlas con otras que muestra datos sobre las menciones a la marca y los tipos de interacción de los usuarios.

Finalmente, medir una estrategia de contenidos no estaría completa sin hacer un análisis del posicionamiento SEO.

Acá estudias las palabras clave indexadas, las páginas mejor posicionadas en los buscadores y las clases de consultas que llevan el tráfico a la web (CTR), entre otros datos.

Las dos herramienta por excelencia para esto son Google Search Console y Google Analytics, y a lo que debes apuntar al sacar métricas es:

  • El número de palabras clave posicionadas en Google.
  • CTR orgánico de las páginas.
  • Los términos utilizados por los usuarios para encontrar a una página.
  • Volumen de búsquedas de cada palabra clave.

Ahora ya sabes todo lo que conlleva crear, divulgar y medir una estrategia de contenidos, no esperes más y comienza a darle vida a tu sitio con la mejor estrategia y planificación para posicionarte en los primeros lugares.

Compartir

Artículos más destacados

Datos estructurados de Google: redactar una sección FAQ Schema en 30 minutos
Una sección de FAQS o preguntas frecuentes, es una automatización que se realiza en un sitio web para ahorrarle tiempo…
Ver más
Técnicas de análisis de datos 📈: ¿cómo pueden beneficiar al SEO?
Natzir Turrado, ponente del SEOnderground 2020 afirmó una frase muy contundente que se aplica directamente en el mundo SEO: “en…
Ver más
SEO para WordPress: 10 consejos para mejorar el tráfico de tu sitio web
El SEO para WordPress es lo que C-3PO para Star Wars; un androide de protocolo avanzado, con mucha fluidez en…
Ver más